divendres, 11 de febrer de 2011

Mi experiencia en la Montpellier

Bueno, pues os voy a contar mi experiencia en la clínica Montpellier con detallitos y todo…..Ahí va:

Salimos de casa de mis padres el martes 8 de febrero a las 6 y media de la mañana. Después de una paradita para desayunar, llegamos a Zaragoza.
 Fuimos al hotel donde se alojaban mis padres y mi hermana, el Hotel Villa Gomá, dejamos las maletas y seguidamente hicimos mi ingreso en la Montpellier. Era la una del mediodía. Después de pasar por caja para aclarar los conceptos y firmar un par de consentimientos, nos acompañaron a la habitación, la 203. En el foro ya me habían avisado que vendrían muy rápido, pero es que no me dio tiempo ni a entrar en el baño, sólo pude quitarme la chaqueta, jajajaja. Pues eso, que ya tenía al doctor Fraguas y al doctor Polo (el hematólogo) en la habitación. Me pusieron la vía y ya me quedé en la cama hasta la hora de la operación. Estaba muy tranquila, pues se acercaba mi momento más deseado. Me pusieron goteros y así estuvimos esperando.  Mientras, llamó por teléfono Lydia, que ya estaba instalada en su habitación. A ella la operaban detrás mio.
Luego  vino el psiquiatra, lo siento pero no recuerdo el nombre. Él mismo dijo que su visita era puro trámite, que ya veía que todo estaba correcto. También nos visitó África, la secretaria del doctor Resa, muy amable ella. Nos dejó las pautas del postoperatorio y firmé el consentimiento para la cirugía. Al final, un rato antes de las 4 de la tarde, vino el doctor Resa, mi “salvador”. Me dijo que nos veíamos en un rato, y que en cuanto el marido de Arancha estuviera operado a mi me bajaban a quirófano. Él calculó que sería hacia las 6 de la tarde.
A las 4 de la tarde apareció en la habitación Arancha, ya se habían llevado a su marido a quirófano. Me gustó mucho hablar con ella, además está estupenda!!!
De pronto apareció una muchacha muy simpática y ala… a quirófano!!!! Eran las 6 de la tarde aproximadamente. Aquí tuve mi primer momento llorica, como les llamo yo.  Entre nosotros… era él único momento que me daba miedito.. el despedirme de la family antes de la operación. A mi marido le di un beso, pero a los demás les obsequié con unas lagrimillas. Como se debían quedar, pobres!!!  Quería aguantar, pero no pude.  Llegué a quirófano y tuve que esperar un ratillo a que sacaran a Jose y a que limpiaran el quirófano. El disgusto ya se pasó un poco, me estaba mentalizando que mi vida iba a cambiar ya mismo. Conocí a la dra. Bono, la anestesista que estuvo con el dr. Fraguas en quirófano. Todo el mundo intentaba tranquilizarme, muy bien. Pues bueno, al quirófano. Allí me recibieron, me empezaron a poner aparatitos , el aparato de la tensión, vi a Resa por ahí, ….. y en breves momentos me pusieron la mascarilla en la nariz. Fraguas me dijo que pensara en algo bonito. Sonreía mientras pensaba en mis tesoros, y así me dormí. Les iba diciendo,” me voy. Me voy”… A dormir……..
Me dijeron, Dolores ya estás operada, aquí está tu familia.( Aquí tengo algunos momentos confusos, no sé si son en este orden, lo siento.)Los vi, y vuelta al momento llorica, pero ahora ya de felicidad, sobretodo ellos!! Al salir de quirófano  me crucé con Lydia, que entraba en esos momentos en quirófano, y la saludé diciéndole que todo iba a ir muy bien.  Estaba bastante despierta y recuerdo a Fraguas pasándome una toalla o paño por la lengua, para refrescar. Luego recuerdo que en el despertar les pedí un pañuelo o algo a las chicas para quitarme un “escupitajo” de la boca. Las enfermeras se rieron mucho y hablaban de lo basta que era yo.
Que lo recuerdo, eh!!!!! Estuve en el despertar hasta las 9 y media de la noche. Dormia a ratitos, pero se me hizo bastante largo. Hacia las 8 y pico trajeron a Lydia, ya operada, y nos saludamos.
Cuando llegué a la habitación estuve un buen rato despierta, y pasamos la noche con mi marido sin mayor problema. Cada hora o dos horas, no recuerdo bien, venían las enfermeras a controlar, a cambiar goteros. La verdad es que no tuve apenas molestias.

En otro momento os cuento los otros días de la clínica.

2 comentaris:

  1. ¡¡Que bien que todo haya ido de maravilla!! Es una suerte y tambien estabas en manos de uno de los mejores cirujanos. Me alegro un montón, ahora ya sabes, a disfrutar de tu nuevo "estomago" y sobre todo de tu nueva vida.
    Un besazo enormeee

    ResponElimina
  2. Hola Dolores, soy Maricarmen de Valencia y yo estoy ahora en unos 124 kilazos así que os voy leyendo para animarme y saber cómo se vive todo el proceso. A tí ya se te nota un montón el cambio en la cara, así que en la barriga supongo que también! a ver si nos pones fotillos de frente y perfil del antes y después...
    me das mucha envidia sana, a mi también me gustaría operarme con el doctor Resa pero aún no tengo ahorrado el dinero que más o menos me han dicho que vale la operación, así que de momento sigo ahorrando como una hormiguita para poder llegar el día en que me vea como tú de contenta.

    Besets

    ResponElimina